• English
  • French
  • Deutch
  • Italian
  • Arab
  • Spanish
  • Albanian
  • Last Modified: Viernes 05 Julio 2019, 09:26:21.
  • English
  • French
  • Deutch
  • Italian
  • Arab
  • Spanish
  • Albanian

Dos jóvenes de 17 años azotados y ejecutados en secreto en Irán – Amnistía Internacional

Dos jóvenes de 17 años azotados y ejecutados en secreto en Irán – Amnistía Internacional

Las autoridades iraníes han azotado y ejecutado en secreto a dos jóvenes menores de 18 años mostrando un desprecio absoluto por el derecho internacional y los derechos de los menores, según ha informado Amnistía Internacional.

El grupo de derechos humanos anunció el 29 de abril de 2019 que Mehdi Sohrabifar y Amin Sedaghat, dos primos, fueron ejecutados el 25 de abril en la prisión de Adelabad en Shiraz, provincia de Fars, sur de Irán. Ambos fueron arrestados a los 15 años.

Según la información recibida por Amnistía Internacional, los adolescentes no sabían que habían sido condenados a muerte hasta poco antes de sus ejecuciones y tenían marcas de azotes en sus cuerpos, lo que indicaba que habían sido azotados antes de su muerte. Sus familiares y abogados no fueron informados de antemano sobre las ejecuciones y se sorprendieron al enterarse de las noticias.

“Las autoridades iraníes han demostrado una vez más que están preparadas para dar muerte a menores, en flagrante desprecio del derecho internacional. Parece que mantuvieron cruelmente a estos dos muchachos en la oscuridad sobre sus sentencias de muerte durante dos años, los azotaron en los momentos finales de sus vidas y luego llevaron a cabo sus ejecuciones en secreto", dijo Philip Luther, Director de Medio Oriente y África del Norte de Amnistía Internacional.

“El uso de la pena de muerte contra personas menores de 18 años en el momento del crimen está estrictamente prohibido por el derecho internacional y es un asalto flagrante a los derechos de los menores. Hace mucho tiempo que los parlamentarios iraníes deberían haber puesto fin a esta terrible situación mediante la modificación del código penal para prohibir el uso de la pena de muerte contra cualquier persona menor de 18 años en el momento de la ofensa".

El régimen de Irán sigue siendo el máximo ejecutor de menores de edad en el mundo. Como Estado parte en la Convención sobre los Derechos del Niño y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, Irán está legalmente obligado a tratar a cualquier persona menor de 18 años como menor y garantizar que nunca esté sujeto a la pena de muerte o cadena perpetua.

Mehdi Sohrabifar y Amin Sedaghat habían estado recluidos en un centro de corrección de menores en Shiraz desde 2017. El 24 de abril, fueron trasladados a la prisión de Adelabad, aparentemente sin saber el motivo. El mismo día, a sus familias se les concedió una visita, pero no se les dijo que estaba en preparación para su ejecución.

Al día siguiente, el 25 de abril, las familias recibieron repentinamente una llamada de la Organización de Medicina Legal de Irán, un instituto forense del estado, informándoles de las ejecuciones y pidiéndoles que recolectaran los cuerpos.

Los procedimientos legales que condujeron a la condena de los dos niños por cargos de violación y sentencia fueron injustos y violaron flagrantemente los principios de la justicia de menores. Tras su arresto, los mantuvieron recluidos durante dos meses en un centro de detención de la policía, donde dijeron que habían sido golpeados, dijo Amnistía Internacional. Tampoco tuvieron acceso a un abogado durante la etapa de investigación.

La práctica de someter a menores a interrogatorios policiales en ausencia de un tutor o abogado viola la Convención sobre los Derechos del Niño, que establece que se debe garantizar la asistencia legal inmediata a los menores en conflicto con la ley.

Amnistía Internacional ha registrado la ejecución de 97 personas en Irán que tenían menos de 18 años en el momento del crimen entre 1990 y 2018. Más de 90 personas continúan en riesgo de ejecución.

El hecho de que las ejecuciones de Mehdi Sohrabifar y Amin Sedaghat no se hicieran públicas antes de que Amnistía Internacional diera a conocer sus casos refuerza la preocupación de la organización de que el número real de ejecuciones de delincuentes juveniles en el país sea realmente superior a la cifra registrada. Los delincuentes juveniles que se encuentran actualmente en el corredor de la muerte también corren el riesgo de ser ejecutados en secreto si sus casos no son puestos en conocimiento de las organizaciones de derechos humanos para las campañas públicas y la defensa.

"Hemos identificado una tendencia en la cual las autoridades de Irán están llevando a cabo ejecuciones de delincuentes juveniles en secreto y sin avisar a las familias, aparentemente en un intento deliberado de evitar la indignación global". Esto hace que sea más importante para los actores internacionales influyentes, como la UE, aumentar sus intervenciones diplomáticas y públicas para presionar a Irán para que ponga fin a la pena de muerte contra los delincuentes juveniles ", dijo Philip Luther.

Muchos han pasado periodos prolongados en el corredor de la muerte, en algunos casos más de una década. Algunos han tenido sus ejecuciones programadas y pospuestas repetidamente, lo que aumenta su tormento. Tales condiciones de incertidumbre que causan angustia severa y angustia mental constituyen tratos crueles, inhumanos y degradantes.

El uso de la pena de muerte por violación no está permitido por la ley internacional, que establece que su uso debe estar restringido a los delitos más graves que involucran asesinatos intencionales.

Amnistía Internacional se opone a la pena de muerte en todos los casos, sin excepción, independientemente de la naturaleza del delito, las características del delincuente o el método utilizado por este.

Imprimir Correo electrónico

Copyright © 2018 NCRI - National Council of Resistance of Iran. All Rights Reserved.