Friday, July 3, 2020
Inicio News Brote de Coronavirus en Irán: Los mulás temen un levantamiento mientras que...

Brote de Coronavirus en Irán: Los mulás temen un levantamiento mientras que el MEK intensifica las luchas internas del regimen

Brote de Coronavirus en Irán: Los mulás temen un levantamiento mientras que el MEK intensifica las luchas internas del regimen

– Protestas en Irán, noviembre de 2019-foto de archivo

La Organización de Muyahidines del Pueblo de Irán (OMPI/MEK) anunció el domingo que el número de muertos por el coronavirus ha superado los 32.200. La revelación del MEK y la corrupción y el bloqueo del régimen en el manejo de la crisis han intensificado el miedo del régimen a un levantamiento y las luchas internas de los mulás.

A este respecto, el Primer Vicepresidente del régimen, Eshaq Jahangiri, dijo: “este país tiene enemigos y disidentes que están repartidos por todo el mundo, y tienen medios de comunicación a su disposición. Están constantemente bombardeando para quitarle la esperanza al pueblo y dejarlo decepcionado. [Los medios de comunicación y otros] dentro del país no deberían hacer lo mismo. En tales circunstancias no se espera de nosotros que le quitemos la esperanza a la gente. ¿Por qué deberíamos dar una ayuda a las redes de medios satelitales, para que puedan cuestionar a todo nuestro estado, y decir que han perdido miles de millones de dólares y decir ahora que no tenemos dinero?”

“Nuestro Ministerio de Salud ha compartido sus cifras con la Organización Mundial de la Salud. Cada día cuando intentan anunciar sus estadísticas, hay voces que inmediatamente dicen que estos números no son verdaderos. Ellos atacan estos informes para dejar a la nación decepcionada y sin esperanza”, añadió.

Las falsas afirmaciones del régimen respecto a haber “inventado” un nuevo dispositivo remoto que utiliza un “campo magnético” con un “virus bipolar en su interior” que puede detectar el nuevo coronavirus en un radio de 100 metros y que tiene más del 80 por ciento de precisión -y que no hay ningún otro dispositivo como éste en el mundo- fue más bien una broma y expuso aún más la duplicidad del régimen.

En un intento fallido de limpiar este desastre, Hesameddin-e Ashena, un asesor del presidente del régimen Hasán Rouhani, escribió en twitter: “En una situación en la que el público se enfrenta a noticias extrañas todos los días, no hagan publicidad de dispositivos innovadores y únicos para la detección de virus sin la aprobación oficial del Ministerio de Salud”.

En respuesta a Ashena, el diario estatal Rah-e Dana escribió: “Tras el ataque coordinado de los elementos antirrevolucionarios y del MEK en contra del servicio público creado por los Guardias Revolucionarios [el supuesto dispositivo] para combatir el novedoso coronavirus, Ashena advirtió a la televisión nacional que no anunciara dispositivos de detección de virus sin la aprobación del gobierno”.

“Lo que Ashena hizo fue copiar al MEK. Esto sucede en momentos en que los medios [las facciones rivales], los políticos y los críticos del gobierno de Rouhani han puesto de lado todas sus diferencias con el gobierno y apoyan plenamente al gobierno a pesar de sus decisiones equivocadas”.

En otro acontecimiento, en una entrevista con el sitio web Khabar Fori el 6 de abril de 2020, Akbar Torkan, ex Ministro de Defensa y Transporte de Rafsanjani y ex asesor de Rouhani, expresó su temor por la revelación de los hechos por parte de la resistencia iraní. “El nuevo año del calendario iraní va a ser difícil… además del Coronavirus, tenemos que tener cuidado con el virus de Tirana. Ahora nos enfrentamos a dos virus, uno es el Coronavirus, y el otro es el virus de Tirana, que es la capital de Albania. Unos 1.500 miembros del MEK se encuentran en campamentos allí, donde se sientan detrás de los ordenadores en las salas de última generación librando una guerra psicológica y de Internet contra la República Islámica todos los días. Todos los miembros del MEK se han organizado para librar una guerra psicológica contra la República Islámica desde allí… Difunden rumores y mentiras tanto como pueden”.

El verdadero temor del régimen, como se refleja en los discursos de sus altos funcionarios y en los escritos de los medios de comunicación estatales, es otra ola de protestas en Irán. El 14 de marzo, la agencia de noticias estatal Mizan, afiliada al poder judicial del régimen iraní, publicó un análisis realizado por el “think-tank Asra” sobre la situación actual de la sociedad iraní tras el brote de coronavirus, titulado “Coronavirus y confrontación en varios frentes”. Este centro de estudios, que está afiliado al líder supremo del régimen, Ali Jamenei, escribió: “con una grave escasez de bienes y productos básicos, existe la posibilidad de una rebelión. Pero si habrá levantamientos nacionales contra el régimen, debe mencionarse el grado de resistencia del pueblo a la crisis. El cruce de la línea de resistencia y la falta de un mecanismo centralizado de gestión de la crisis pueden convertir los levantamientos locales y regionales en levantamientos nacionales. La vinculación de la crisis del coronavirus en el Irán con acontecimientos pasados, incluido noviembre de 2019, crea un proceso de rebelión”.

El martes 7 de abril, el diario estatal Irán-Emrouz escribió: “Vamos a tener una gran agitación social después de que el Coronavirus haya terminado. La situación no va a estar tranquila. Va a ser exactamente como el período posterior a las elecciones de 2017 (levantamientos), y vamos a ver repetidos y fuertes incidentes”.

En otro desarrollo, Haghshenas, el jefe de la comisión de salud del Consejo de la Ciudad de Teherán dijo al diario estatal Asr-e Irán el 19 de abril: “estadísticas incorrectas podrían poner en peligro la vida de las personas y causar daños irreparables a las vidas y propiedades de las personas. Si los funcionarios de la NCCT no brindan información precisa y clara, podrían ser acusados de homicidio involuntario y deberían ser responsables de todas estas muertes por no tomar la decisión correcta y realizar sus tareas adecuadamente”.

El domingo, el diario estatal Aftab-e Yazd, mientras citaba a Gholam Ali Jafarzadeh, diputado del parlamento del régimen, escribió: “Tenemos una alta tasa de desempleo en la era post-coronavirus … Actualmente tenemos entre 3 y 5 millones de desempleados. Imagínense cuál sería la situación si se agrega otro millón, especialmente entre la población activa del país”.

“Habrá una alta tasa de desempleo, cierre de pequeñas y grandes empresas, aumento de los precios de los bienes, una tasa de inflación terrible. Vamos a tener una aterradora era posterior al Coronavirus; La fiebre en nuestra economía enferma aumentará y enfrentaremos una fiebre económica severa”, agregó.

Como ha dicho repetidamente la Sra. Maryam Rajavi, presidenta electa del Consejo Nacional de la Resistencia de Irán (CNRI): “La salud y la vida de las personas no valen nada para Ali Jamenei y Hasán Rouhani, el líder y presidente supremo de los mullahs. Su único objetivo es preservar su propio gobierno y protegerlo contra los levantamientos populares en Irán”.