Wednesday, October 20, 2021
InicioNewsDecenas de protestas en dos días en todo Irán

Decenas de protestas en dos días en todo Irán

Decenas de protestas en dos días en todo Irán

La Organización de Muyahidines del Pueblo de Irán (OMPI/MEK) ha recibido informes a través de su vasta red en Irán, que indican protestas en todos los ámbitos de la vida debido a las terribles condiciones económicas y sociales.

Esta semana, los jubilados y pensionistas de la Organización de Seguridad Social de Irán celebraron el domingo su octava jornada de protesta consecutiva a nivel nacional. Gritaron consignas contra las políticas económicas equivocadas del régimen y su negativa a ajustar las pensiones con la creciente tasa de inflación y los precios vertiginosos.

Los jubilados celebraron sus mítines en una docena de ciudades como Teherán, Karaj, Isfahan, Tabriz, Ahvaz, Rasht, Khorramabad, Arak, Kermanshah, en protesta por la corrupción institucionalizada del régimen y las políticas equivocadas. Los manifestantes corearon consignas como “Los precios altos y la inflación están matando a la gente”, “Nuestro país se asienta sobre tesoros; ¡los jubilados viven en dificultades! ” “Nuestra principal demanda son las pensiones basadas en la tasa de inflación”.

El aumento de la tasa de inflación se debe a la impresión de billetes del régimen para compensar su déficit presupuestario.

“La inflación es uno de los problemas más grandes y fundamentales que ha afectado a la economía de Irán durante los últimos 40 años. El factor estructural más importante de la inflación en la economía iraní es el déficit presupuestario del gobierno. Sin la crisis del coronavirus, se pronosticó que el déficit presupuestario del gobierno de este año sería de 130.000 mil millones de tómanes. La impresión de billetes es sistemática, lo que aumenta la base monetaria y la liquidez y, en última instancia, tiene un efecto inflacionario”, escribió el sábado el diario estatal Arman al respecto.

Además, si bien el valor de la moneda nacional de Irán, el rial, ha perdido más del 80% de su valor en los últimos años, el régimen se ha negado a ajustar los salarios y las pensiones. Con las tasas actuales y con la tasa de inflación en aumento, la mayoría de los jubilados viven por debajo del umbral de la pobreza.

El lunes, los jubilados de la industria petrolera realizaron una protesta frente a la oficina de representación de Ahvaz Pension Funds en el suroeste de Irán. Los jubilados corearon consignas contra los funcionarios del Ministerio de Petróleo y exigieron sus derechos, como “No cederemos hasta recuperar nuestros derechos”.

Trabajadores de la municipalidad de Behbahan, en el suroeste de Irán, se reunieron frente al edificio del ayuntamiento el martes por la mañana para protestar por sus malas condiciones de vida y exigir un mejor salario.

Los trabajadores expresaron sus dificultades por las presiones económicas en vísperas del Nowruz [Año Nuevo persa] y las promesas incumplidas del municipio de pagar sus salarios.

Los trabajadores de Pars Metal Company se reunieron el martes para protestar por el incumplimiento de las obligaciones del empleador. Las frecuentes inquietudes y manifestaciones de los trabajadores para obtener sus derechos no han sido fructíferas. El único resultado son las promesas del empleador, que el gerente aún no ha cumplido. “El empleador prometió entregar 30 cheques hoy para que pudiéramos usar nuestros servicios bancarios, pero eso no sucedió”, dijo uno de los trabajadores que protestaban.

El martes, los empleados de la empresa de distribución de electricidad de Irán realizaron una manifestación frente al parlamento del régimen exigiendo sus derechos.

Los ganaderos también se reunieron el martes, tras una convocatoria el día anterior. Ellos protestaron por la falta de apoyo de las autoridades pertinentes a los productores de leche tradicionales, los altos precios de los alimentos para animales y el bajo precio de la leche, lo que los obligó a vender ganado lechero.

Estas protestas de todos los ámbitos de la vida indican que el régimen no ha logrado resolver la crisis económica y social del país. El régimen ha utilizado el brote de Covid-19 para sofocar a la sociedad mediante la inacción y el encubrimiento de esta crisis. Sin embargo, estas protestas muestran que la inhumana política Covid-19 del régimen ya no funcionará.

“Aunque la crisis del coronavirus retrasa el conflicto, retrasarlo a costa de problemas abrumadores es un desafío para la sociedad. En otras palabras, cuando la sociedad se libere de las garras de esta enfermedad, las fallas políticas, sociales y económicas comenzarán a moverse con mayor poder destructivo”, escribió el lunes el diario Jahan-e Sanat.