Sunday, March 29, 2020
Inicio News EDITORIAL: El encubrimiento del brote de coronavirus del régimen de Irán llega...

EDITORIAL: El encubrimiento del brote de coronavirus del régimen de Irán llega a un punto muerto mientras se avecina su caída

EDITORIAL: El encubrimiento del brote de coronavirus del régimen de Irán llega a un punto muerto mientras se avecina su caída

La mentira y el engaño están en el ADN del régimen iraní. En enero de 2020, la Guardia Revolucionaria derribó un avión de pasajeros con dos misiles matando a los 176 pasajeros a bordo.

Los funcionarios del régimen iraní, durante tres días consecutivos de engaño y mentira, afirmaron que el avión se había estrellado debido a un problema técnico. Pero cuando las filmaciones de dos misiles que impactaron el avión, así como docenas de otros documentos se hicieron públicos, los funcionarios del régimen se vieron obligados a confesar que la defensa antimisiles de la Guardia había derribado el avión. Luego, el régimen afirmó que esto era solo un “error humano”.

Antes de esto, en noviembre, durante las protestas contra el régimen, las fuerzas opresivas del régimen mataron a 1500 personas. El régimen de los mulás nunca ha estado dispuesto a dar una cifra oficial de muertos. Cuando todos los funcionarios, incluido el presidente del régimen, Hasán Rouhani, fueron interrogados, todos dieron la misma respuesta: el forense tiene la cifra oficial de muertos.

Con respecto a la propagación del coronavirus, que según el último informe anunciado por la Organización de Muyahidines del Pueblo de Irán (PMOI/MEK) ha cobrado la vida de más de 3.000 personas, el régimen iraní volvió a mentir y engañar durante semanas diciendo que nadie en Irán había contraído el coronavirus. Si bien todos los países habían cortado sus relaciones con China, los vuelos de Iran Mahan Air a China han continuado.

A pesar de los informes locales sobre la llegada del coronavirus a Irán, y las negaciones consecutivas de los funcionarios del régimen, finalmente el 19 de febrero, los funcionarios del Ministerio de Salud anunciaron la muerte de dos pacientes diagnosticados con el virus en la ciudad de Qom.

La propagación del coronavirus ha hecho que el régimen pierda el control sobre la comunicación del número de muertes y el secreto implementado por el régimen y todas sus organizaciones de censura y opresión. Mohammad Hossein Ghorbani, vicepresidente de la Comisión de Salud del Parlamento, quien recientemente se convirtió en Representante del Ministerio de Salud en la provincia de Gilan, en un informe secreto al líder supremo del régimen, Ali Jamenei, escribió que 408 personas fallecieron solo en la provincia de Gilan.

Alireza Rahimi, miembro de la dirección del Parlamento del régimen, escribió en su cuenta de Twitter: “¿Por qué el brote de coronavirus en Qom se vio ensombrecido por las elecciones de Majlis? ¿Por qué Qom no se puso en cuarentena para evitar la propagación del coronavirus en todo el país?”.

Mostafa Feghi, director del sitio web de la agencia estatal de noticias Entekhab, escribió el 9 de marzo en Twitter: “El número de personas que han muerto sospechosas de haber sido diagnosticadas con el coronavirus está cerca de 2000 en todo el país”. Poco más de 130 personas han fallecido en Teherán y Gilan”. Sin embargo, más tarde se vio obligado a negar sus propias palabras.

La revelación del número de muertos, particularmente después de las revelaciones de la Resistencia iraní, y con la situación crítica en todo el país, ha atrapado al régimen en un “punto muerto de encubrimiento”. Si el régimen continúa el encubrimiento, sumará a la ira explosiva del pueblo iraní, acercando la posible explosión, porque el pueblo está observando los hechos de cerca. Son testigos de que las necesidades médicas cruciales están siendo reservadas por la Guardia Revolucionaria y luego vendidas a un precio mucho más alto en el mercado. El pueblo iraní está siendo testigo de que, en aras de su consideración política, el régimen iraní se ha negado a poner en cuarentena la ciudad de Qom, que fue el foco principal de la propagación del virus.

Si, por otro lado, el régimen detiene su encubrimiento y anuncia el número real de muertos, esto sin duda provocará una explosión y un levantamiento, lo que aterroriza por completo al régimen. El régimen está atrapado en este callejón sin salida. Por lo tanto, no importa qué dirección tome, esto conducirá al levantamiento del pueblo iraní y la caída del régimen.

El pueblo iraní cree profundamente que la única forma de superar esta crisis, como otras crisis en el país, es la caída de este régimen inhumano y el establecimiento de un gobierno popular, que dedicará todas las instalaciones higiénicas, de tratamiento y de otro tipo a su gente.